Hoy quiero morir

Hoy estaré muerto. Día y noche muerto.

Muerto por la necesidad de no querer vivir

Muerto por el la terquedad bondadosa del alma

Muerto por no aprender a cuidar de mi

Muerto por querer volverlo a intentar una y otra vez

 

Hoy estoy vivo porque quiero morir.

Volviendo a las mismas letras vacías que me vieron partir

Porque estoy buscando quién fui

Por que estoy buscando morir

Y porque ya no quiero ser feliz

Es que no quiero estar sin ti

 

Hoy tengo el corazón en mis manos  pensando en cómo llenar el gran espacio en que no estás pero queriendo con todas  mis fuerzas volverte a encontrar

Hoy voy a matar a mi corazón.

Lagartitos de Colores

Había una vez un desierto inmenso en un mundo pequeño. Un desierto eterno de día y vació de noche en el que vivían dos diminutos lagartos. Vivían únicamente como el desierto les permitía; sin saber de la existencia del otro. Ria a día corrían con sus patitas por las arenas violentas de su mundo como tratando de encontrar lo desconocido pero a la vez temiendo perder su acostumbrada soledad.

Un día casi de casualidad una semilla mágica y llena de vida cayo desde el cielo inundando el desierto con un manto de miles y millones de colores con forma de flores. Un espectáculo imposible de ignorar por nuestros animalitos quienes temerosos observaron desde lo lejos como su mundo insensible se convertía en un mar de colores. Sin saber por que y desde la seguridad de su desconfianza comenzaron a correr hacia las flores. Nuevamente sus patitas dolían y en su cabeza rondaba la idea de que nada fuera diferente. Pero algo cambio; no importaba afrontar la desilucion de la esperanza, no importaba el miedo a perder la tranquilidad de su encierro, lo único que importaba en ese momento era la sensación de que ya no estaban solos.

Y así fue como el momento llego y justo en el éxtasis de la belleza de aquel paisaje dos patitas quemaditas por la arena se encontraron la una a la otra en aquel imposible desierto. Dos lagartitos ahora juntitos habían renunciado a la comodidad de su propia existencia para pactar un irrenunciable acuerdo de amor.

Reina de Espadas.

Desde hace un tiempo que no puedo ver. Estando en inmejorable estado de salud, privándome de los excesos y considerando las pequeñas deficiencias de algunas facultades mentales como algo normal, me di cuenta que no puedo ver.

Hace un tiempo que encontré en uno de esos caminos que parecen casualidad el filo agresivo de un ladrón. Me encontré frente a una arremetida muestra de afecto con cuchillas, una serie de caricias cortando piel y la necesidad de nuevos encuentros para recibir nuevas, y cada vez mas dolorosas, heridas. Un castigo aun soportable con grandes perdidas inmateriales de tejido vivo provocadas por quien luego de varios encuentros fue mas que un conjunto de espadas afiladas. Se disfrazo de reflejos en mi memoria imposibles de quitar.

Aun me pregunto como fue que perdí mis ojos. Tengo recuerdos continuos de momentos en que mi pensamiento era dividido en dos por una herida perfectamente limpia y mi razón dominada por el simple hecho de tu afilada sonrisa, momentos en que decidiste al mundo como el inicio de tus palabras, y reclamaste el calor vivo de mi cuerpo como parte de los dominios que pretendías conquistar.Tengo recuerdos de una naturaleza rebelde que intentaba con demostrado éxito controlar la mirada aun libre de mis ojos.

Todo me hace pensar que usaste tu arte hostil de asesina para invadir mi cuerpo y cuando tu confianza se apodero de mi tomaste con violencia mis ojos y mi corazón para hacerlos tuyos. Te aprovechaste de que aun en mis pupilas bailaba el reflejo de tus mil espadas.

Mis ojos y mi corazón ya agotados de luchar no pueden soportar tal agresión, se  ven a si mismos sometidos a tus incansables encantos.

Lo cierto es que ya no puedo ver. Ni con el sol iluminando mis pasos, solo puedo ver el vació oscuro de la soledad sin ti.  Ahora, incapacitado para vivir, solo puedo esperar la caritativa visita de quien robo mis ojos, teniendo la esperanza de algún día volver a ver. No hay ley para el amor, simplemente me robaste los ojos y destruiste mi corazon.

Anita

Anita es un sol que despertó junto a mi un día. Viene desde muy cerca,  lo suficiente como para no verla antes. Nos encontramos donde menos lo esperamos, en la época ideal para contar mariposas. La vi cuando su alegría recorría el camino de esos pequeños aleteos, donde aun las nuevas noticias no agotaban su espíritu. La vi en su cuarto durante la mañana intentado ocultar todo rastro de enfermedad, protegiendo a todos los que por ella se preocupan. La vi acoger la desilucion, alimentarse del amor y morir sin esperanza.

Que no escapen las mariposas de la sala de Anita. Que no vuelva el frió entre sus dedos, que nunca mas pierda el sol.

Jugando a encontrar miradas.

Es temporada de juegos. Para participar haz de ser muy puntual, tener tolerancia a la frustración y lo mas importante una mirada enamorada. Juegas en la madrugada, exactamente a las 7:20 am. en el anden del metro. Debes abordar el primer tren, el cuarto vagón, la tercera puerta y luego de dos estaciones comenzar a jugar. El desafió es buscar entre la gran multitud una única mirada. Pero no cualquier mirada, ha de ser aquella que en tus sueños forma con la tuya un momento único e inigualable y, que si no encuentras hoy, vuelvas a jugar para encontrar mañana.

4.

-La verdad el trabajo es agotador desde principio a fin pero no me puedo quejar, estoy justo donde quiero- dijo la mayor de los 4 hermanos.
-¡Nunca hubiera pensado que te iria tan bien, siempre te vi desempeñandote como enfermera pero de informatica jamas!-agrego su hermana.
-Lo que es yo no me podria sentir mas feliz por ti hija.. a todo esto ¿algien sabe a que hora llega Manuel ?
La noche es calida dentro del hogar, la comida fresca hecha por mama nos lleva en conjunto a nuestra infancia, la bella infancia. No hay motivo de celebracion alguno solo nos reunimos por el gran cariño que necesitamos y con todas nuestras fuerzas tratamos de conservar. Suena la puerta y Manuel se asoma con su caracteristico gesto de indiferencia,
-¿Como estas hijo?, ¿vienes con hambre? Ya nos estabamos acordando de ti.
Manuel recorre la mesa pasando por cada uno de los integrantes,antes de llegar a mi ya me habia inundado la emocion. Cuando pasa por mi se detiene para entregar algo de su bolsillo. Es un pequeño detalle de esos que me hacen completamente feliz. Por ultimo da un beso a mama y se acomoda junto a la mesa.
– Mama espero que despues de tantos años no haya olvidado lo que nunca debe faltar en nuestra mesa- dijo luego de sentarse el hermano mayor.
-¡Imposible! Como olvidar a quien la ultima vez casi me deja sin proviciones de arroz por casi una semana.-
Se oyen varias risas a lo lejos mientras el frio remite en la habitacion. -Esta posicion sobre la cama ya es incomoda- piensa para si mismo. Realiza un pequeño movimiento de la cabeza dejando caer la ultima de las pocas gotas que caminanaron desde sus mejillas.
Desde hace mas de un año han sido varidas las noches en las que se ha visto obligado a recordar aquellos momentos donde no sentia miedo. Aunque no es la primera vez que se da cuenta de su soledad, sigue sin entender como ha hecho todo este tiempo para alejar a su entorno de si.
-En este momento Manuel estara en algun lugar celebrando con su novia, Dyanne descansando de su largo dia de trabajo, Jazmine preparando los detalles de su viaje a España y yo viviendo nuevamente la desesperanza de no poder tener a ninguno de ellos cerca.
Lo que duele no es el abandono ni tampoco el no poder disfrutrar algo tan simple como una celebracion, duele que luego de tantos años idolatrando a el pequeño grupo que componia su familia, ninguno de ellos haya intentado luchar por volver a estar juntos.
-Otro dia que termina conmigo aqui esperando a que aparescan lineas en el cielo que unan cada punto en una costelacion. Temo un dia alejarme demasiado y dejar de brillar, o peor, dejar de ser parte de ellos. Sera mejor tratar de dormir…
Se levanta moviendo frazadas y almohadas, el ambiente es un silencio total, el aire es frio y no hay donde abrigarse. Una ultima pausa, una mirada a la ventana del cielo y un pequeño click deja que termina todo en oscuridad.
-Buenas noches.

Nadie aqui

Hoy ha venido a doler mi soledad. Viene desde el reflejo de un espejo roto hace mucho tiempo, busca por el bajo suelo imagenes que le expliquen el por que del hecho, quiere con toda fuerza dejar de ver los reflejos de sus lagrimas.
Hoy ha venido a recordar mi eterna soledad. Desde la dolorosa y envidiable imagen de lo que puedes ver pero nunca mas volver a tener ni reemplazar, y con su credula amabilidad creadora de la ilusion del posible cambio.
Hoy tambien pretendo herir desde mi soledad tomando las armas que me fueron impuestas y dandoles un nuevo sentido gracias a mi falta de cordura. Es momento de errar con proposito, ser guardian del bienestar del resto del mundo con el objetivo de no ensuciar con mi corpulento abandono sus vidas. Es momento de sacar a relucir los dotes de manipulador que he abandonado.
Asi es como al final he venido a rendirme ante mi soledad.

Cacería salvaje.

El frió de estas noches me habla. Habla de algo mas que necesidades propias del hombre. Estos fríos recuerdos auguran el paso de una caballería oscura que vuelve de entre los que nos encargamos de expulsar. Siento como la escarcha agota hasta el ultimo esfuerzo de vida, noto como mis ojos se alborotan al ver aquel deseo profundo de causar temor y mis oídos temen del sonido de aquellos cuerpos armados de rabia que vienen hacia mi. Aun al día de hoy recuerdo como mis hermanos cayeron ante las tan terribles acometidas frente a estos demonios. Justo el día que sus armaduras fantasmales se forjaron fui yo el menos herido, fui quien logro escapar de sus intenciones y por lo tanto el único que pudo interferir en sus objetivos para así desterrarlos a la débil prisión de mi olvido. Sin embargo sigo siendo un ser humano. Al día de hoy es que ellos aparecen para abrir antiguas heridas nunca sanadas y a recordar aquello que tuve que sacrificar por el bien de los que mas quiero. Recuerdo que ese día,  ellos se quedaron con una parte de mi y es esta noche que vuelven por el resto haciendo suyo el derecho de atravesar mi cuerpo con la fuerza del helido invierno. Es así que ayudados de la escarcha hacen suyos mis aposentos e ingresan a mi sin mediar permisos. Observan, disfrutando del miedo y acariciando cada momento en que hacen gala de su poder. No puedo hacer mas que observar el gran espectáculo: armas afiladas corriendo y gritando en contra de la sangre caliente de este cuerpo, escudos inútiles incapaces de defender aquellos ataques sin forma física, y esas bendiciones, que con tanta esperanza recibí, ahuyentadas como pequeñas aves en una cacería. Pero aun en la peor de mis derrotas, en aquel momento en que mi corazón esta completamente vencido y entregado a las afiladas garras de mis fantasmas, sigo firme de sentimientos y razón. Y es que aun no me permito la paz de la muerte, aun cuando tenga que buscar  y rearmar mis piezas entre la escarcha, aun cuando deje atrás parte de lo que fui, aun cuando recuerde en cada episodio como rehusé a la piedad y apague ese cruel galope de tu marcha, sigo sobreviviendo a las constantes visitas de la cacería salvaje.

Hoy la noche es mas fría, el viento habla sobre aquel terrible galope, y yo, estoy listo para defender todo lo que aun me queda por vivir.

Diez mas Diez

Mas que muchos días veinte años son una serie de eventos catastróficos que finalizan con ridículo espectáculo que soy hoy. Es probable que ahora no sea nadie; por ejemplo el tipo que escribe sus lloriqueos-fantasías en un blog de mierda, o que efectivamente sea muchas cosas a la vez: el saco wea de medicina, el cabra inteligente sobrino del curita, un pésimo pero buen amigo, incluso el amor de tu vida o el peor error de tu vida. Lo interesante es que por algún motivo soy alguien en esta vida, que por alguna razón biologico-psiquica-astral estoy en el preciso lugar donde quiero estar. Y es que aun después de darme cuenta de como la vida pasa sobre mi; arando la carne fresca, quitándome los últimos rastros de humanidad e inocencia, dándome la ausencia de emocionalidad característica y necesaria para el mundo actual , regalándome la obligación de elegir y el cansancio del trabajo, sigo empeñado en no ceder ni una gota de humanidad frente a todo los momentos relativamente malos de mi vida solo gracias al deseo contaste de felicidad. Y es que para mi el mejor regalo es tener la suerte de haber hecho mi vida en relación a mis mas puros sentimientos, los cuales me han llenado de goce durante muchos años. No puedo no hacer una mencion honrosa a todas las personas que han pasado, siendo buenas o malas, por mi camino. Sin esos conchesumadres nada seria como lo es hoy.

Ahora que las ganas de descansar esta noche me superan  no puedo mas que estar agradecido de todo aquello que hoy estoy viviendo y que hoy disfruto con la sonrisa tipica del estupido que aun tiene algo de corazon. Lo que si me gustaria, y esto quiza como meta propia, seria no perder mis ideales infantiles que al parecer se han agotado debido a varias situaciones que no son atingentes a esta entrada. Igual no esta de mas decir que si desea regalarme algo acepto bendiciones, saludos, sonrisas, abrazos, joyas, chicota, peyote, marciano y santa elena (aunque me maree un poco).

Pd solo para ti: Si estas leyendo esto es por que eres de las pocas personas importantes para mi. aprovecho para decir también que considero un gran regalo el tener la oportunidad de conocerte cada vez mejor 🙂

Reina Isabel Segunda

Desde la pequeña repisa de mi corazón te escribo letras que quizas no llegen a ti. En esta oportunidad escribo solo aquellas que buscan calor y pretenden recordar la mirada de tus ojos y los míos, escribo las mas sutiles y delicadas mas aun caracterizadas por quien y para quien. Son aquellas terriblemente amistosas con gestos de aprobación indecisos que nunca sé interpretar pero que de nada me dejan culpar. Un momento del día que con delicadeza sale de mi rutina y me enfrenta a lo que ningún hombre esta listo para afrontar. Es la perfecta mirada de lo que ahora no quieres ver, es aquello que esta presente en el rincón de tus mas grandes secretos y que de alguna forma te llena el alma de esperanza a la vez que destroza tus fibras mas sensibles. Tú la perfecta formula mi locura y yo el pequeño peón torturado por tu reino. Aun espero un solo día en que rompas mis ataduras y me permitas tocar parte del cielo en el que pretendo volar.